Banquito
Crear

Por qué nos juntamos

Ahora que ya nos juntamos, la explicación es fácil: –“Ellos buscaban gente, nosotros también, y bue, nos juntamos”.

Parece que las relaciones humanas son algo complejas y medio que nos miran con desconfianza ante una explicación tan simplista. Así que, mejor, vamos a empezar por el principio.

Mirando el mundo desde la ventana del tren, algo perdidos en nuestras ideas, nos encontramos pensando en que pasamos gran parte de nuestras vidas en el trabajo. Y nos encontramos en esas ideas sabiendo que hasta en el mismo vagón puede haber alguien pensando en eso. Y también nos pasa que nos acordamos de aquel filósofo alemán que decía que las relaciones de trabajo condicionan el resto de las relaciones de nuestras vidas, pero parece que esto no viene a cuento. » Leer más

Resulta que, un poco antes o un poco después, cada uno de nosotros nos fuimos preguntando como queremos trabajar. Y después con quien. Y para quien. Y así arrancó esto. En distinto momento y en distintos lugares, pero con las mismas preguntas.

Somos el resultado de un país que voló por los aires a finales de 2001 y muchos dueños de empresas se mandaron a mudar. Aquellos trabajadores que resistieron los cierres de fábricas y tomaron la producción en sus propias manos, sin quererlo, nos dejaron una enseñanza. Aprendimos que queremos vivir de nuestro trabajo y hacernos cargo de nuestro destino.

Vemos a nuestros pares como colegas, no competidores. Queremos compartir y aprender con ellos porque todo lo que sabemos es parte del conocimiento acumulado durante miles de años de historia de la humanidad. Así es que, llegamos a la conclusión, que valoramos relacionarnos en un plano de igualdad y respeto.

Por ahí leímos y nos hicimos propias las palabras, que ninguno de nosotros es mejor que todos nosotros juntos.

Así fue que armamos la cooperativa de trabajo Crear, juntando nuestras inquietudes y proyectos. Y así también armamos La cooperativa de trabajo Banquito, juntando nuestra experiencia y entusiasmo. Y casi sin saberlo, en cada grupo, casi en el mismo espacio y en el mismo tiempo, fuimos buscando respuestas.

La cooperativa tiene eso, el pensarte a vos en contexto. Aprender a poner el interés colectivo por sobre el tuyo. Es pensar en todos. Y si estamos tan seguros que el todos va a ser mejor para cada uno, ¿por que no hacer ese todos un poco más grande?

Escuchamos que arrancaba y nos subimos al tren. Esta vez, no nos quedamos mirando por la ventana. Miramos para adentro, a los compañeros. Porque hicimos algo fácil, nos juntamos.

A nuestros compañeros, colegas y clientes, bienvenidos al tren.

Ir a Banquito Ir a Crear Ir a Cambá